Las auditorías en la norma ISO 9001 tienen un papel fundamental, ya que desde antes incluso de que las organizaciones posean un certificado ISO 9001, se deben de ejecutar para evaluar de manera objetiva el desempeño de su Sistema de Gestión de Calidad.

¿Conoce las mejoras que necesita su Sistema de Calidad? Rellene nuestro formulario de contacto y derribe los muros que impiden el crecimiento de su empresa.

Una auditoría previa a la certificación ISO 9001 o posterior, sirve para identificar si existen incoherencias con los requisitos que dicta la norma, detectar si se están alcanzando los objetivos marcados y para encontrar oportunidades que puedan mejorar la calidad.

La medición del registro de la actividad de su organización debe de hacerse de forma exhaustiva y objetiva, de manera que permitirá a su organización tomar decisiones en base a información objetiva, promoviendo de esta manera la mejora continua. Ese es el motivo por el cual se recomienda realizar auditorías internas y externas a cargo de profesionales con la formación y experiencia adecuada.

Solicitar presupuesto

Nuestros servicios

Estos son los servicios más destacados que ofrecemos en relación a la auditoría ISO 9001.

¿QUIERES CONSEGUIR EL CERTIFICADO 9001 PARA TU EMPRESA?

Contactanos

Tipos de auditorías: Internas y externas

Las auditorías que pueden realizarse para evaluar el desempeño del Sistema de Gestión Calidad de una empresa pueden ser de dos tipos dependiendo del origen del auditor. Así surgen los dos tipos de evaluaciones más comunes que se ejecutan en las organizaciones: auditorías externas e internas.

Auditoría Externa

Se realiza por parte de un auditor externo e independiente.
Su misión es realizar un examen metódico y sistemático de procesos, sistema de gestión o del estado actual del rendimiento de una empresa.

En el caso de la norma ISO 9001, la certificación se obtiene una vez superada con éxito una auditoría externa del Sistema de Gestión de Calidad, por parte de un auditor acreditado por el organismo regulador ENAC.

Ante la duda, incertidumbre o el deseo de mejora, nada mejor que acudir a especialistas como nuestros auditores para verificar dónde se encuentran las mejoras y errores de su organización.

Auditoria Interna

Este análisis exhaustivo se ejecuta por parte de un auditor que pertenece a la organización o bien, por un auditor profesional externo contratado, con el objetivo de evaluar internamente el desempeño del Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001 de la empresa y asegurar, el cumplimiento de todos los requisitos de la norma ISO 9001 antes de afrontar una auditoría de certificación.

En una auditoría interna para la certificación ISO 9001 el objetivo es conocer el rendimiento del Sistema de Gestión de Calidad según los procedimientos internos, y obtener los resultados, correcciones necesarias y el nivel de mejora de la calidad de cada proceso productivo.

¿Cómo hacer una auditoría interna?

Una auditoría interna siempre se debe de realizar de acuerdo a los procedimientos y sistemáticas establecidas de la empresa.

Estos están sujetos a los estándares y requisitos de la norma, por lo que recogen los principios de obligado cumplimiento.

Para hacer una auditoría interna del Sistema de Gestión de Calidad de una organización se deben de tomar los datos de previsión de los objetivos y el tiempo fijado para ello. De este modo se extrae la eficiencia de cada proceso.

Mejorar la calidad, la satisfacción de los trabajadores y por supuesto de los clientes, es un objetivo importante. Por eso la definición de los objetivos de procesos de los manuales debe de estar perfectamente estudiada y adaptada a cada organización.

Cuando un auditor profesional realiza una auditoría puede encontrar ciertas discrepancias entre lo cumplimentado en los procedimientos de la organización, los estándares que dicta la certificación y la forma real de ejecutar ese proceso.

El auditor debe de detectar estos problemas y analizar si se debe a un fallo de forma, ejecución o de planteamiento.

Llámenos y compruebe si los procesos de su empresa se ajustan a las normas ISO 9001.

La figura del auditor complementa el trabajo del asesor que define e implanta el Sistema de Gestión de Calidad junto con los mandos de la empresa.

Ambos se encargan de analizar datos de producción, detectar los errores y proponer mejoras en los procesos de producción que no cumplen la eficiencia y calidad buscada.

Auditoría de calidad ISO 9001 ¿Cómo se hace?

Una auditoría interna previa a la solicitud de certificación ISO 9001 debe ajustarse perfectamente a los requisitos y estándares de esta norma internacional.

Para ello el auditor de la organización o externo contratado debe de revisar los procesos del Sistema de Gestión de Calidad de la empresa y comprobar si:

  • Los procesos están actualizados a la ejecución real actual.
  • Revisar los registros de actividad y verificar que estén siguiendo las pautas marcadas.
  • Detectar si todos los trabajadores están realizando correctamente los procedimientos.
  • Verificar si hay discrepancias entre los procedimientos y la Norma ISO 9001.

Para poder hacer estas comprobaciones las empresas necesitan un auditor profesional, documentación debidamente cumplimentada y una auditoría de la ejecución interna y del entorno laboral.
Nuestros auditores profesionales están especializados en auditorías de empresas de cualquier tamaño y actividad. Rellene nuestro formulario y descubra si su empresa está preparada para la certificación ISO 9001.

Realizar una auditoría profesional

En empresas de menor tamaño donde no exista la figura del auditor interno, es necesario realizar la contratación de un auditor profesional para tal fin.

Realizar una auditoría profesional es imprescindible si se quiere conocer las debilidades y fortalezas de una empresa.

El auditor además debe de analizar los exámenes anteriores (si los hubiera) y comprobar si tras una primera inspección se adoptaron las correcciones oportunas. Este análisis histórico de la empresa es vital para corregir las debilidades del Sistema de Gestión de una empresa y de los responsables competentes.

Un auditor profesional debe de investigar, proponer las correcciones e instar a su aplicación antes de poder dar su trabajo como concluido. De este modo verifica si el origen de los problemas de calidad y efectividad es el que sale a relucir tras el examen inicial del registro de datos y actividad.

Si tras aplicar las modificaciones persisten los problemas de calidad, el auditor debe de volver a realizar una inspección más exhaustiva para detectar la causa y su índole.

Llámenos y obtenga la auditoría ISO 9001 profesional que ponga fin a las dudas sobre la gestión y calidad de su empresa.

Documentación e información necesaria

Los manuales y procedimientos internos pueden verse sujetos a actualizaciones más o menos continuas dependiendo del sector de actividad económico.

Mantener unas pautas actualizadas, fieles a la normativa y que sean ejecutadas por todos los trabajadores son algunas de las medidas más efectivas para mejorar la calidad y productividad.

El auditor interno debe de realizar un análisis minucioso sobre la información que los responsables y empleados utilizan para ejecutar los procesos
Eliminar documentación obsoleta, fomentar un sistema de comunicación interno fluido y comprobar que el registro de datos se está cumplimentando correctamente, son algunas de las verificaciones imprescindibles en una auditoria ISO 9001.

Auditoría para los trabajadores

Los trabajadores deben de disponer de fuentes fiables donde encontrar los procedimientos de calidad de la empresa, estar informados del compromiso que la organización tiene con los clientes y reflejar estos estándares en el trabajo diario.

Auditar la formación de los empleados, el compromiso y su contribución a estos objetivos ayuda a detectar fallos en el proceso de producción de las empresas.

A su vez, el auditor profesional debe de saber transmitir a los empleados confianza y confidencialidad para poder llegar a extraer la veracidad de los hechos.

Espacio y lugar de trabajo

Digitalizar la documentación y mantener un orden y un control en las instalaciones de trabajo es fundamental para poder desempeñar un trabajo eficiente.

Comprobar las condiciones del lugar de trabajo, la calidad del material y el uso que se hace de él, es otro factor importante en el análisis de un auditor interno.

¿Conoce el verdadero estado de su empresa? Llámenos y obtenga respuesta a todas sus preguntas.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

Es un proceso de evaluación profesional en el que se analiza cada proceso de gestión de calidad en una empresa para localizar los fallos potenciales que pueden afectar a la calidad del resultado final. La auditoría 9001 detecta las pautas de la metodología de trabajo que no se ajustan a la normativa y aplica las modificaciones necesarias para ajustarla a los principios establecidos en la ley en vigor.

Emplear un sistema de evaluación externa con el que medir el funcionamiento de los procesos de gestión aumenta la competitividad de cualquier empresa y mejora las condiciones de su producto final. La auditoría sirve tanto para comprobar que se adoptan las pautas que establece la ley como para verificar que se toman las medidas adecuadas ante los fallos de gestión. Solicita más información sobre nuestros servicios.

Se pueden distinguir tres grupos principales de auditorías de calidad para establecer la diferencia. Así, podemos encontrar auditorías de tercera parte en las que se elabora el estudio por una empresa independiente para obtener la certificación.

También puede contratarse una auditoría de procesos para comprobar si los métodos utilizados cumplen con los criterios de calidad o bien una auditoría de producto, en la que se analizan las características de un artículo (medidas, diseño, etc.) para comprobar que atienden a la legislación.

Por sectores profesionales:

Solicitar presupuesto